viernes, 14 de septiembre de 2012

Un regalo muy dulce


Desde hace días tenía pendiente hacer estos deliciosos muffins.


Un reto al que me enfrentaba por primera vez. Me gusta la cocina pero mi repertorio es limitado y el tiempo aún más. Así que las pocas veces que me había atrevido con la repostería había hecho magdalenas.

Después de recibir esta maravilla de regalo estaba deseando hacer muffins.


  


Una muy buena amiga me sorprendió con estas fundas y lo mejor, el librito de recetas que acompaña, que es completísimo.

 

 


Asumido el reto me lancé a hacer muffins sencillos, rellenos de limón y de chocolate blanco. Qué delicia.














Ahora sí, repetiremos la experiencia. Estaban riquísimos.










jueves, 6 de septiembre de 2012

Volvemos

Se acabaron los días de relax, los viajes, las escapadas improvisadas, los largos y numerosos encuentros con familia y amigos... Volvemos, y lo hacemos con energías renovadas. Con el deseo de poner en marcha nuevos proyectos, de vivir nuevas experiencias y de afrontar la rutina de la mejor manera posible.
Y para ello, ayudan los recuerdos, gratísimos recuerdos... que ha dejado el verano. 
Me fui con una amplia lista de planes, intenciones... por cumplir estos días y afortunadamente el verano ha dado mucho de sí.

Ha habido tiempo para viajar. Para hacerlo con previsión, pero también hubo tiempo de escapadas improvisadas, las que surgen casi el mismo día, las que se viven con una intensidad especial.






Tiempo para disfrutar, para hacerlo todo y a la vez no hacer nada, para dejarme llevar, sin prisas, sin agobios, sin horarios... Sin duda, la mejor sensación del verano.



He podido disfrutar de pequeños placeres, actos cotidianos que el resto de los días pasan casi desapercibidos. Disfrutar de la fotografía...




Disfrutar de mi ciudad, mirarla con calma, descubriendo nuevos lugares, nuevos rincones...




Y tiempo ha habido para disfrutar de la naturaleza, para despertar rodeado de ella, para hacerlo en pequeños pueblos donde era tal la tranquilidad que se respiraba que me hubiera encantado atrapar sólo un trocito de ella para disfrutarla el resto de días.




Y en ese entorno era tan fácil sentir que el tiempo se detenía, que podías admirar con calma las cosas más bellas... 






Estas vacaciones han triundado los ambientes rurales pero también ha habido tiempo para disfrutar del mar... 



Sin duda, un verano intenso que seguro ayudará a afrontar esta nueva etapa con energía.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...