jueves, 24 de julio de 2014

Damos la bienvenida a 'Entre Costuras'

Hoy es un día especial para este blog. Junto con Olga de Un Columpio en el Jardín, estrenamos una interesante iniciativa en la que vamos a hablar de aquellos lugares de Valladolid que despiertan nuestra curiosidad, tiendas originales, restaurantes diferentes... que encontraréis en la ciudad y sus inmediaciones.
Embarcarme en este pequeño proyecto me llena de ilusión. Y hacerlo junto a Olga, mucho más. Su blog me encantó desde el principio y hacer algo junto a una persona con la que compartes muchas inquietudes, intereses... siempre es un placer.
Para comenzar, queremos hablaros de una nueva tienda-taller que lleva un par de meses en Valladolid, en Parquesol, y que ya se ha convertido en un referente en lo que a costura y manualidades se refiere. 'Entre Costuras' es mucho más que el concepto tradicional de la costura, han sabido respetar esta esencia y revitalizar el concepto, aportando un aire más moderno y funcional. Es un lugar en el que aquella persona que no sepa coser, pero que quiera iniciarse en este mundo y aprender pequeñas técnicas, tiene su espacio. Y obviamente aquellas personas que buscan perfeccionar la técnica, pero parten de un nivel avanzado, también tienen su lugar.



 


Esta idea fue una de las que más me llamó la atención: la versatilidad a la hora de dar servicio a todo el mundo. Y es que en 'Entre Costuras' no sólo se puede encontrar todo tipo de material para las diferentes labores, sino que además imparten talleres para adultos e infantiles con variedad de temas como el punto, ganchillo, cajas enteladas... 


 



En su página de facebook podéis ver todos los talleres que tienen preparados para estos meses. Desde personalizar capazos a hacer alpargatas. La variedad es amplísima.
La tienda cuenta con dos zonas diferencidas. Una primera como punto de venta donde en cada rincón, estantería o pared te encuentras infinidad de materiales, lanas, ovillos de ganchillo, telas... cuyos colores y diseños dan rienda suelta a la imaginación. 


  


 

 



Hay otra zona con una amplia mesa destinada a los talleres. Un lugar de encuentro en el que compartir con más gente ese interés por la costura y la excusa perfecta para pasar una tarde divertida.


 




 












Sólo me queda desear una larga andadura a María José y Estefanía y agradecerles que nos hayan permitido conocer desde dentro su proyecto.







http://blogtravesia.blogspot.com.es/search/label/Lugareshttp://blogtravesia.blogspot.com.es/search/label/Lugares

martes, 1 de julio de 2014

Vamos a la playa... con camiseta y capazo a juego

No soy nada amiga de la costura. En una familia en la que mi abuela, madre, tía... son más que sabias en esta tarea, yo siempre he destacado por no amigarme con agujas, lana, ganchillo... La de veces que me ha intentando enseñar mi abuela... que a día de hoy a sus 92 años sigue tejiendo conjuntos a mi peque y me sigue animando a perderle el miedo a tejer. Aún recuerdo tardes enteras en su casa rodeadas de ovillos de lana, de agujas de tejer, de hilos de una variedad infinita de colores. Y todo con el ruido de fondo de aquella máquina de coser que hoy veo como una reliquia de un valor incalculable. Me encantaban esas tardes, no por lo que tejía sino por ver cómo lo hacía mi abuela, con qué delicadeza y con qué seguridad. No me extraña que en la actualidad lejos de perder práctica o al menos ganas, siga sorprendiéndome con diseños que te dejan sin palabras. 
Animada por ella y porque más sencillo ya resultaba imposible, hace unos días me lancé a componer mi primera camiseta y me atreví, por fín, a coser con un resultado bastante aceptable. He de reconocer que siempre bajo la atenta mirada de mi abuela y mi madre.
Elegí una de las maravillosas telas de la tienda Ideas en Polvo
y decidí personalizar una camiseta básica de color rosa y a juego decorar un capazo pequeño que tenía de Real Fábrica



Y aquí está el resultado. ¿Qué os parece? Yo estoy contentísima. Me gusta mucho cómo ha quedado pero me gusta más haberle perdido el 'miedo' a esto de coser. No sé en qué dará, pero al menos un primer reto bastante superado.





 


El capazo lo pinté con Chalk Paint de color rosa antiguo y en el frontal cosí un lazo con la misma tela que la camiseta. Las asas están forradas con hilo de algodón de DMC.












Ahora sí, mi peque está equipada. Muero de ganas de verla con su camiseta y su capazo en la playa.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...