miércoles, 18 de febrero de 2015

Travesía por la Sierra de Francia

Desde hace ya unos años, en Navidades, solemos hacer una escapada en la que disfrutamos de unos días en familia. Este año, el destino elegido ha sido la Sierra de Francia. Un enclave que me apasiona. Conozco la zona desde hace años, pero en cada nuevo viaje que hago redescubro algo. Por Instagram y el resto de redes sociales os he contado y enseñado algunas fotos de esta escapada, pero hoy quería compartirlo con vosotros en el blog y hablaros un poco más de nuestra particular travesía navideña.
No es que seamos una familia muy extensa, pero en los últimos años las incorporaciones más benjaminas sí que han hecho que nos juntemos unos cuantos. Y como siempre, donde hay niños, hace que disfrutemos de unos días increíbles. Por aquí ya os conté la escapada que hicimos hace un par de años. Entonces elegimos una casa rural en la zona del Canal de Castilla. Hay años que hemos hecho coincidir la Nochebuena o Nochevieja, pero este año reservamos la escapada para después de Año Nuevo. 
El pueblo elegido para alojarnos fue Mogarraz, en pleno Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, en Salamanca. Es uno de esos pueblos que encierra un encanto especial. Pequeño, muy pequeño y con un entorno privilegiado. Seguro que la inmensa mayoría conocéis La Alberca. Bien, pues Mogarraz es muy similar, sobre todo, en lo que a las construcciones de las casas se refiere, pero lo bueno que tiene es que no es tan turístico por lo que guarda más su identidad y no está tan masificado. Para mí ese es un punto fundamental. Me encanta La Alberca, pueblo singular donde los haya, y por supuesto, pueblo que visitamos en nuestra escapada. Pero me sigo quedando con la tranquilidad y el sosiego que imprime Mogarraz.



  









Perderte por sus calles es un privilegio único, sobre todo si lo haces al anochecer cuando no hay prácticamente nadie, cuando lo único que oyes son tus pasos por aquellas calles empedradas. 


 

Fueron días de disfrutar en familia, de apreciar los pequeños detalles, de no tener prisa por llegar, por hacer, por mirar... Días en los que un paseo por la mañana se podía demorar horas, en los las risas, las conversaciones, los descubrimientos... compartían protagonismo con una paz infinita, una sensación de desconexión que nos hizo cargar las pilas y volver a la rutina con mucho más entusiasmo.


 


 



 



También hubo jornada de parque, pero qué parque... uno en el que jamás he visto ni imaginado mejores vistas. 


 



Recorrimos la zona y lo hicimos a pie y en coche. De la primera parte os hablaré en otro post, ya que hicimos una ruta de senderismo, La Ruta del Sendero del Agua de la que quiero hablaros en otro momento para dar el protagonismo que se merece a todas y cada una de las fotos. Os dejo con un pequeño adelanto.
Como ya os anunciaba al principio estuvimos visitando otros pueblos como La Alberca y San Martín del Castañar. Ambos pueblos junto a Mogarraz y otros dos municipios, Sequeros y Miranda del Castañar, están declarados Conjuntos Históricos.

  






 


 


 


Despedirnos de este entorno nos costó y mucho, aunque la vuelta no fue tan dura ya que lo hicimos la noche de Reyes y obviamente nos esperaba una cita ineludible. 

lunes, 2 de febrero de 2015

Proyecto 365: enero

Hoy os quiero hablar de un nuevo proyecto en el que me embarqué a principios de año. Un reto fotográfico que consiste en hacer una foto cada día del año y publicarla en Instagram. Por aquí ya sabéis de mi afición por la fotografía y lo mucho que me gusta Instagram, una de las redes sociales que más admiro por su inmediatez y el dinamismo que encierra. Así que un nuevo proyecto en el que ambas estuvieran presentes iba a gustarme sí o sí. 
En mi caso la idea la vi a través del blog de Clara Martín, que ya hizo y cumplió éxitosamente el reto en el 2014 y cuánto nos hizo disfrutar con sus fotos. Me gusta mucho su estilo y esa capacidad que tiene de mirar lo cotidiano con nuevos ojos. 
Asumir este reto implica saber que cada día tienes que publicar una nueva foto y eso hace que despiertes y agudices el ingenio, que aprecies los pequeños detalles... Y os aseguro que desde el primer momento que empecé con el reto todas estas premisas se han cumplido. He captado fotos de lugares, paisajes, momentos... que antes pasaban completamente desapercibidos. Detalles que han cobrado mucho más protagonismo y que han despertado en mí ese interés por mirar con nuevos ojos, afán por descubrir nuevos lugares...
Termina enero, echo la vista atrás, veo todas y cada una de las fotos captadas y me encanta poder tener un recuerdo tan especial de mi día a día. Aquí os dejo un resumen de algunas de las fotos que he hecho en enero.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...